La visita al ginecólogo termina en una sesión de sexo duro